Triste atardecer.

Escuche tus silencios
aquella tarde de abril
cuando las hojas caían al viento
en el triste atardecer.
Mientras el lamento de mis manos vacias
se perdían en el tiempo sin tu calor
quedando sólo en mi recuerdo
con el breve paso de tu amor.

Melodias mudas

Perdido en un sin fin de melodías mudas
en el apogeo de la noche oscura
estrellas radiantes se asoman a bailar
bajo el suave manto de la luna hostil
cuando mis sueños reviven y afloran sentimientos
del pasado cayendo preso de mi propia locura
que deje oculta en el baúl de mis emociones
las cuales silenciosas duermen
en la fría brisa del amanecer
bajo la sombra de la distancia
entre árboles perplejos que guían
mi alma solitaria ante el ensordecedor silencio
por el cual pasa el tiempo nauseabundo
con aroma a melancolía.
Sin rumbo sentado en el borde del abismo
entre sonidos quejumbrosos que saben a tu recuerdo
me quedo ahí, haciendo mi agonia mas apacible
inundando por completo mi sentir
resplandeciendo el breve espacio de lucidez irrebersible
en el pozo de la insertidumbre
donde se dibujan mis manos vacías
y mis pupilas se dilatan con los colores intensos
de mi propio sendero
lleno de matices diferentes del calor ausente de la pasión
desenfrenada del amor
que se perdió con el murmulo del viento
cuando mis ojos se cerraron
dejando libres a mis sueños
en el horizonte brumoso de mi camino. 
  

Te regalo

Te regalo mil historias
llenas de pasión
y mis silencios adornados de colores
entre el susurro del viento
y la magia de amaneceres a tu lado.
Te regalo mil sueños
escondidos en tus ojos
que brillan con tal fulgor
bajo la noche estrellada.
Te regalo sonrisas escarlatas
cuando te falte el aliento
de mi vida junto a ti
para volar en total libertad
lejos de toda realidad.

Cómplice de mis horas.

No pondré mis pies en tierras áridas
ni en montañas rocosas
simplemente caminaré sobre arena suave
con la brisa de la tarde
mientras nubes esponjosas son mi compañía.
No tendré corazón errante de poeta
ni  tocaré dulces melodías de amor en las tibias noches de abril
seré un locuaz enamorado de las letras
que plasmaré con el corazón
en los apasionados momentos del alma
con suaves canciones
llenas de emoción que fugitivas volarán junto a ti
en un susurro cautivador lleno de amor.
No seré mas que palabras
cuando el silencio se canse de extrañar
todos aquellos momentos
que mi ser se quedó preso de tantas vivencias
en la cima de suaves atardeceres
cuando el sol se escapa de mis manos
y se hace complice de mis horas de soledad.

Los ojos de Rocio.

Sonriente y radiante  aparece la luna,
cuando las sombras sel silencio viven por cada rincón,
entre murmullos de sueños
y despertares de pasiones
mientras en el cielo de la noche negra azulada se dibujan tus ojos
con total ternura y simplicidad
entre la luz de las estrellas
cautivando y enamorando a mi corazón
entre tus silencios y los míos
tu mirar guia los senderos de mi existir
apoderándose de mi alma por siempre.

Pasos del silencio

Los secretos del silencio
viajan por caminos olvidados en el tiempo,
en los recuerdos de las horas que pasan lentamente en el sutil arrebato de palabras mudas
en medio de calidas sonrisas.
Se desvanecen como sombras por la noche
y mueren lentamente al
amanecer del alba
cuando aún en el subconciente esta el recuerdo
de palabras dichas
cuando el dia no parecia morir
mientras pájaros cantaban sutilmente dulces melodías
en su vuelo errante
mientras la luna era testigo
del silencio de la noche 
y el vestigio de los secretos de mi vivir.

Unión

Caerán lluvias de estrellas a tus pies
en el vaivén de las horas mudas
cuando nuestros silencios se unan
lejos en el horizonte.
Nacerán calidas sonrisas de tus labios
y suaves caricias de tus manos
cuando la sombra de la noche cubra nuestros cuerpos desnudos de pasión
en nuestro sendero de amor.
Sobreviviremos al ritmo de nuestro amor
en el suave desliz de sensaciones que divagan en el aire
bajo el manto de estrellas cómplices de nuestra unión.

Como si fuera pecado

Como si fuera pecado te estoy queriendo
Inexplicablemente y sin mesura
en el jardin prohibido de mis deseos
en donde tú con tu calidez
y sinceridad eres el arrebato perfecto del amor
y la mejor melodia de susurros
en el desliz de sensaciones
en las frías horas de soledad.

Mundo de cristal.



 
Vivo en una burbuja de sueños de cristal,
en un mundo de suaves melodías que aquietan mis miedos
entre arcoiris de múltiples colores
y esponjosas nubes de algodón.
Vivo en el sentir de las palabras
en el vaivén del vuelo de tímidas luciérnagas
que iluminan las noches oscuras en el menguante de la luna en primavera.
Vivo en la sutileza de las flores
en sus aromas y colores,
en el desliz del rocío que corre
por sus pétalos cada mañana,
cuando el sol despierta al alba,
detrás de magestuosas montañas
desbordando mágicas sensaciones
en el sendero de las vías del tiempo,
que cubren el breve lazo
que separa mi mundo de la realidad.

En el olvido.



 
He dejado en el olvido las horas de nunca acabar,
el tiempo olvidado en el placar
y el murmullo del silencio
que pasa lento sin acabar.
He dejado los abrazos y los besos
que cada noche con pasión te di,
los cuales se congelaron lentamente bajo un manto de cristal
dejando en el pasado las amarguras y desvelos,
que no supiste valorar cuando nos sorprendían desnudos
cálidos amaneceres de placer olvidando la monotonía.
He dejado mi camino de sueños junto a ti,
para empezar a caminar con el reloj a cuesta,
y los segundos tomados de mi mano hacia la libertad
olvidando la pesada carga de tus enojos a mi espalda
cuando tu frialdad
mataba mi vida día a día
y mi compañía no era mas que tu soledad
mi alma parecía muda, tirada junto a mi
con el ensordecedor ruido del lamento
de un corazón que cae rendido a tu adiós
cuando el sentir pide a gritos "No te vayas por favor."
 

Existe.



Existe un cielo de mil colores,
en el sentir de tu mirada,
corazones rojos, al oír tu voz
sensaciones únicas al sentirte cerca
y momentos inolvidables en el camino de nuestro amor.
Existe un mar salado,
que con tu ternura logras dominar,
y un cúmulo de estrellas sonrientes
que bailan con tu respirar
enamorándolas cada día
con tu despertar.
Existen solo un amor como el mio,
y los segundos a tu lado parecen volar
cayendo poco a poco amordazado a tus pasos al andar
deseando tenerte siempre cerca
Para que mis labios te puedan besar.

Deja que te cuente una historia de amor.



 
Deja la ventana de los sueños abierta,
que voy a contarte una historia
susurrando a tu corazón,
donde podamos volar muy alto
en una alfombra de cartón.
Deja que tu mente viaje
a lugares muy lejanos,
entre palabras y sensaciones
que nunca olvidarás,
entre tu silencio y el mío
mientras recorremos un hermoso jardín de flores
que adornarán el paso de tu caminar.
Deja que la brisa toque y acaricie tu cara,
mientras miramos tras el cristal,
cuando las aves vuelen libres
junto a frondosas nubes hechas de algodón
que lentamente se deslizan en el mágico cielo azulado.
Deja que las horas se detengan
en este hermoso paraíso de colores
donde se construye este delicioso enjambre de amor
tan solo con tu mirar y el mio
como una cautivadora conspiración
de dos corazones enamorados
que nacen con la mas bella historia de amor.

Navegante.



Navegante del olvido, 
en el mar de tus besos,
tras el sendero de tu mirada,
donde acaba mi libertad.
Navegante del silencio, 
que calla mis horas mudas,
con el vaivén de las olas
en mi apartada soledad.
Navegante de recuerdos
que pasan por mi mente,
quedando a la deriva de
los momentos que ya no volverán.
Navegante de aguas manzas
en el apartado del final
donde queda mi corazón herido,
Intentando encontrar mi paz.

Palabras en soledad.


 
He construido sonrisas de papel,
cuando los sueños se desmoronaban
bajo el cielo de abril.
He sentido la tristeza 
en las frías horas de soledad,
cuando tu sonrisa era parte del pasado,
y mis ojos no paraban de llorar tu lejanía.
He sido parte de tu vida,
de tus minutos y caminar
cuando el arrullo del viento
se llevo tus palabras,
y mi corazón quedo hundido 
y triste en soledad.

Ella.



 
Ella tiene lo que muchos envidiaran,
un corazón noble, lleno de paz
y le gustan las rosas,
aunque tengan espinas
porque de ellas aprende a crecer
y nadie puede dañarla.
Ella tiene la simpleza de la brisa,
Ligera y suave, que deleita en su andar
estremeciendo corazones con la calidez de su mirada
bajo la negra noche en primavera.
Ella vive a su manera, con altivez y serenidad
en medio de este mundo de locos
del cual día a día pretende escapar.
Ella es simplemente fascinante
y solo se puede encontrar
en un lugar muy especial
donde habita la fortaleza
y se pierde el miedo a amar
en un lugar mágico que no se puede olvidar...

Apago.



 
Apago la luz de mis senderos
entre suaves melodías,
bajo la tenue luz de las estrellas
cuando las palabras se las llevaba el viento
y el silencio rondaba en este frío lugar,
atormentando a mi corazón desnudo
en aquel cuarto de hotel
una noche sin luna.
Apago los sentidos de mi alma
mientras me despojo de mi pesar
y me quedo preso de la desquiciada vida
en una tierra lejana llena de frialdad
en donde dejo pedazos de mis sentimientos
y mi alma en soledad.

Momentos.

 
 
Quiero vivir en tu cintura, 
aferrado cerca de tu corazón,
en donde mirar tus ojos 
y tu sonrisa de resplandor.
Quiero sentir los latidos de tu pecho,
en los desdenes del desamor,
cuando la calida luz de tu aura
ilumine todo a mi alrededor.
Quiero llenarte de amor cada noche
en tus sueños y despertar
para cuando el alba aparezca
sea uno cuento de nunca acabar
en el sutil arrullo de tus brazos
de los cuales no me quiero escapar.
Quiero quedarme en ti
en tus silencios y en tu amar
para ser preso cada segundo
de estos bellos momentos
que solo junto a ti puedo pasar.

Bienvenidos



A un Rincón de Palabras que echa prosa, pensamiento y/o poesía, nos llevarán a lugares mágicos, lejanos y quizás inciertos, simplemente, por ser lo que son, solo letras del corazón que envuelven Sentimientos puros del Alma mía.

Páginas

Se ha producido un error en este gadget.

Buscar

C.Herz. Con la tecnología de Blogger.

Visitas