Tengo...



Tengo ausencia de tus besos
a mis pasos al andar
al mirar por la ventana
y cuando me siento en soledad.
Tengo ausencia de tu aroma
en las frias noches de invierno
cuando mis manos te buscan sin cesar.
Tengo mil palabras mudas que entregar
cuando la aurora me sorprenda 
en los diminutos pasos junto a ti
cuando la tarde muera y ya mo vuelva más. 
Tengo sueños que cumplir
cuando las horas se detengan
y los minutos no acaben
Mientras suspire cada aliento de tu ser
y me pierda lejos de toda  realidad. 

Te Llevaré...



Te llevaré a recorrer el universo
con mi corazón en la mano
Bajo un ciento de estrellas sonrientes
y nubes de algodón.
Te llevaré al rincon infinito
donde la tierra se une con el cielo
donde existe la fragancia 
del mas puro amor.
Te llevaré en un carruaje de oro
A volar por el cielo
en el estrecho infinito de la pasión
donde todos los encantos sean verdaderos
en donde me pierda en nuestro lecho de amor. 
Te llevaré sin palabra alguna 
A navegar por todos los mares
onde contigo encuentre
El significado de la palabra amor.

Contigo.


Contigo, Tengo mil amaneceres a tu lado y cientos de besos sin final,
sentimientos puros que guardo muy dentro de mi y en un rinconcito de tu alma.
Tengo sonrisas echas de azúcar tan solo con verte suspirar, en el arrebato de cálidas caricias en nuestro precioso rincon de amor.
Tengo minutos de ternuras y horas de pasión, cuando el sol se esconde en el horizonte y mi voz se apaga en la tibia prisión de tus besos
Tengo mil emociones para ti cuando la luna mengue y las estrellas duerman tímidamente en el roboso de tu vestido
perdiéndose en el dobles de tu silueta, donde queda escondido el matiz angelical de tu ser
El cual cautiva y deja sin palabras a mi corazón enamorado.

Y si te quedas.

Y si te quedas en un rincón
de mis soledades
para desnudar nuestros cuerpor cada noche,
en el sutil parpadeo de dos corazones
que se deleitan entre suaves caricias
hasta el amanecer
Para comenzar un nuevo dia entre tus brazos
y morir lentamente en tus labios
hasta perderme en ti, en tu ser
y en el roce de tus manos
que cautivan a mi corazón
cada segundo en la perplejidad
de  tu mirada
con el sonido incesantemente del silencio
que tu alma muda irradia ante mi presencia
en las noches de tibia calma
con el sueño profundo de tu amor
en la desdicha de los pasos lentos del ayer
que me ata a los susurros del mundo para quedarme junto a  ti.

Dónde. . .

Dónde se pierde una sonrisa más allá del cielo
cuando el destino es tu corazón,
Dónde se escapa el aroma a melancolía
cuando escucho el sonido de tu voz,
Dónde se queda el silencio en la penumbra de mi habitación,
cuando el susurro del viento no hace más que hablarme de amor,
Dónde quedan los sonidos de tu cuerpo en mi colchón,
cuando todo parece perdido en los vestigios de mi voz.
Dónde queda un sentimiento mientras la luna reemplaza al sol,
cuando un manto de sutiles estrellas amanazan con su dolor,
Dónde quedan al fin mis sueños,
cuando al fin comience a volar,
en el cruel destino de mi vida que se hunde en soledad.

Me quedé

Me quedé en el silencio de la noche
en el calor de tu piel,
en las frias tempestados de recuerdos
escondidos en tu candidez.
Me quedé en la penumbra
de mis días sin tu amor
Junto a la voz de los recuerdos
escondidos de pasión.
Me quedé divagando
por la tormentosa soledad
con un millón de ilusiones
que jamás volverán.
Me quedé sentado
a la orilla de un rincón
Donde guardo los pedazos
De mi triste y herido corazón. 

Bitácora de mi ser.




Seguí mis sueños en las noches solitarias, 
cuando el silencio rondaba en cada rincón 
y mi sentir solo era de cristal.
Perseguí mil promesas en los senderos de melancolías cuando el frío invierno me enseñó a sonreír en medio de la adversidad. 
Viví dentro de cientos de burbujas en los días grises, cuando mi alma rota sanaba sus heridas perdiéndome en medio de la soledad de muchos silencios. 
Sacudí mi memoria de historias pasadas que me ahogaban constantemente, quedándome hundido en medio del dolor, entre las sombras mas oscuras de mi ser.
Mentí a mi propio corazón por miedo a caer, por sentir que estaba en un abismo de palabras, en las cuales solo quise refugiar los recuerdos añorados del ayer.
Reí, anhelé y sobreviví a tantos sentimientos que me sentí inmortal, reflejando en ellos la tímida calidez de atardeceres desnudos en el sutil paso del tiempo y emociones que aún quedan por vivir.

Te daré.



Te daré mis sueños y la luna
en las noches de desvelo
dentro de una nube de mil colores 
cuando mi voz se apague en una fría habitación
y tu silueta se vislumbre a través del cristal.
Te daré sonrisas de silencios
cuando los colores de la aurora
inunden cada rincón
y suaves caricias vuelen hasta ti
y se queden estampadas en el crepúsculo de mis amaneceres
Junto a ti.

Quiero desnudar tu ser.



Quiero desnudarte el pensamientos
entre suaves caricias en el aire
volando en una nube de algodón
donde se desgarran suavemente sentimientos llenos de pasión. 
Quiero desnudarte el alma
montado en el paso de las horas
entre arcoiris de colores
y lluvias  de ansiedad
que corren por el inmenso cielo
convirtiéndolo en un bulevard de amor
en el silencio de las horas.
Quiero desnudar tu silencio
con dulces besos de sueños
en silencio y tomando tu mano
cuando un manto de estrellas
cubran el sentir de nuestros corazones
convirtiéndonos en una hermosa realidad. 

Quise ser poeta.

Quise ser poeta
para escaparme del silencio
y no morir en soledad
en las frías noches de otoño
antes de enmudecer mi corazón
con el frío de tu silencio.
Quise ser poeta
para resguardar mi alma bajo mil estrellas y llegar a ti
entre líneas  llenas de sentimientos para tocar tu alma
Pero... me quedé preso entre tímidos versos
y suaves siluetas
perdiéndome en cientos de palabras
que condenan mi corazón enamorado
en los amaneceres de la triste penumbra de los sonetos de mi alma.

No sé.

No sé si soy el viento
O simplemente el mar...
No sé si solo sueño
O tengo ganas de amar...
No sé si vivo en penumbras
O tan solo en soledad...
No sé si vuelo errante
O simplemente triste al caminar...
No se si vivo o muero
O tan solo quiero escapar
De este corazon solitario
que no sabe esperar...
No sé si me quedo a tu lado
O simplemente me voy
Navegando lentamente
sin mirar atrás...
No sé si estás presente
O si tan solo soy la ausencia
de todas las noches sin final
Que se confunde con murmullo del viento
Que raudo pasa sin parar...
No sé  si llegaré tarde
cuando el silencio acabe en un trinar
O solo simplemente moriré  en el tiempo
que se esconde en mi mirar...
No sé si siento tus pasos
O tan solo me quedo sin ti
En las noches solitarias
Y sin nada más que pensar.

Aquellos ojos.

Aquellos ojos que me miran
hicieron que me perdiera en un rumbo sin norte
en un camino de espinas  donde se pierde mi existir
Despojándome poco a poco los miedos
que tienen preso el alma mía
en aquella oscura y fría habitación
en la que todo me recuerda a ti
Tras pasos errantes del silencio
en el cálido y desierto sonido de tu voz.

Ave solitaria.

Como ave solitaria
Escribo aquí
Entre susurros del viento
Con olor a melancolía
Por los cristales rotos
En el desván
Donde se guarda el tiempo
Que pasa sin parar
En los recuerdos olvidados
De la soledad inmensa
Que hecha poesía
Me recuerda a ti
En el frio atardecer
Que pasa lentamente
Cuando cierro mis ojos
Recordando momentos
Inolvidables del ayer.

Me lloré tu silencio Sin ti

Me lloré hasta tu silencio
mientras sentía destrozarse mi corazón
hundiéndome en delirios de dolor
al ver tu adiós
y desperté entre sollozos al amanecer
quedándome en el principio del fin
de una historia de amor que nunca comenzo.
Me quedé con todos mis sueños y anhelos
que ya no volverán
mientras mi alma se resigna
a caminar en el silencio de la soledad
muy lejos de ti.

Me visitó tu recuerdo

Mi visitó tu ausencia
en el desdén de mis emociones
en el murmullo del viento
y sonido renuente de tu voz.
Entre sombras silenciosas
y un sin fin de melodías
que se pierden al final del horizonte
donde vacío queda el recuerdo
de las horas que parecian no acabar
Me visitó simplemente tu recuerdo
cuando el otoño parecía morir
y el tiempo atormenta mis días en soledad.

Bienvenidos



A un Rincón de Palabras que echa prosa, pensamiento y/o poesía, nos llevarán a lugares mágicos, lejanos y quizás inciertos, simplemente, por ser lo que son, solo letras del corazón que envuelven Sentimientos puros del Alma mía.

Páginas

Se ha producido un error en este gadget.

Buscar

C.Herz. Con la tecnología de Blogger.

Visitas