El día que me hice invisible.

El día que me hice invisible aprendí a volar,
Fui testigo de mis silencios
Y tormentos de mi corazón
Conocí la melancolía
Y me perdí a lo lejos en la soledad.
Me hice cómplice de mil lamentos
Y me enredé en la tempestad de la noche
Mientras en mi mente deambulaban recuerdos
En la escalinata de tantos olvidos
Y en la remembranza de mi corazón.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Bienvenidos



A un Rincón de Palabras que echa prosa, pensamiento y/o poesía, nos llevarán a lugares mágicos, lejanos y quizás inciertos, simplemente, por ser lo que son, solo letras del corazón que envuelven Sentimientos puros del Alma mía.

Páginas

Se ha producido un error en este gadget.

Buscar

C.Herz. Con la tecnología de Blogger.

Visitas