Dama blanca.

Dama blanca
princesa con piel de marfil
De ojos color cielo
Y labios de suave carmesí,
Arrebátame con tu fuego,
Hazme dueño de tu vivir,
Envuélveme en tus brazos
Que parecen suaves cadenas
Y haz que me pierda en ti,
En tus susurros de media noche
En el umbral que me lleva a ti
Donde solo espero tu cuerpo blanco y puro
Para fundirme en ti
Y allí amarte más allá del pensamiento
Más de lo que pueda llegar a dar
En un sublime beso tuyo
En tus pasos al andar
En el crepúsculo que llega
Sorprendiéndome lejos de la realidad
Amarrado a tu cintura
Bajo estrellas de cristal
En el mas callado cielo que se hace complice
De dos amantes a la hora de amar,
Dama blanca,  majestuosa diosa del mar,
Déjame beber de ti esta noche,
Y Quédate por siempre a vivir en mi
Naufragando en silencio
Cubriendo de amor y placer lo que tocas
En el camimo, a tus pasos, a tus pies
Mientras me quedo con la mirada fija en el horizonte
Esperando ver por entre el cristal
A esa hermosa dama blanca, que no  tienen un final feliz


1 comentarios:

Publicar un comentario

Bienvenidos



A un Rincón de Palabras que echa prosa, pensamiento y/o poesía, nos llevarán a lugares mágicos, lejanos y quizás inciertos, simplemente, por ser lo que son, solo letras del corazón que envuelven Sentimientos puros del Alma mía.

Páginas

Se ha producido un error en este gadget.

Buscar

C.Herz. Con la tecnología de Blogger.

Visitas