Tu cuerpo y el mío.


Comencé bajando la cremayera de tu vestido
Mientras sonreias sin piedad,
Y mis manos volaban por tu cuerpo
Sin nada que ocultar.
Besé tiernamente tus labios
Y solo pude susurrar,
Que eras dueña del tiempo y de mi ser en totalidad,
Mirando fijamente a tus ojos
Y hablando sin hablar,
Te acorralé contra mi ser
Sin dejarte escapar,
Mientras mis besos demarcaban toda tu piel
Tu cuello fue mi deleite y tus hombros mi pesar
Mientras tu vestido caía
Y yo me perdía en tus senos blancos y tibios
Casi a punto de estallar,
Como dos temibles volcanes
Que majestuosos se han de ver
Mientras mis manos recorrian tu cuerpo más y más
Llegando a aquel lugar
Donde se arrebata mi alma
Y me quedo en la tempestad
De mil huracanes juntos
Que no logro controlar
Con mis labios en  tu vientre
Mientras despojo de ti sin piedad
El poco de ropa que me estorba
Y me impide avanzar
Lentamente a aquel monte de eva
Donde me quiero quedar
Prisionero por siempre
Sin dejarme descansar
Para acabar exhausto y rendido
En medio del humedal
Que desata tu cuerpo y el mío
A la hora de amar...


0 comentarios:

Publicar un comentario

Bienvenidos



A un Rincón de Palabras que echa prosa, pensamiento y/o poesía, nos llevarán a lugares mágicos, lejanos y quizás inciertos, simplemente, por ser lo que son, solo letras del corazón que envuelven Sentimientos puros del Alma mía.

Páginas

Se ha producido un error en este gadget.

Buscar

C.Herz. Con la tecnología de Blogger.

Visitas