Abatido, sin amor.

Si todo fuese tan claro como el agua
O simplemente como el cristal,
Mis manos no se verían atadas y podría vivir lejos de la soledad,
Si el tormento de la noche y de la luna al pasar,
No trajera el recuerdo de aquella dulce mirada que tus ojos en mi plasmaban
Podría ahogar los recuerdos en el rocio de cada estación,
Mientras las golondrinas bailan 
Y yo me quedo aturdido y sin valor,
De tomar todas mis armas y luchar por aquel tierno amor,
Que me dejo mal herido una noche de pasión,
Cuando el sonido de las olas bañaban tu cuerpo sin pudor 
Mientras las estrellas brillaban y yo moría de emoción,
En aquella arena blanca donde aguardaba silencioso tu calor.
Si todo fuese tan distinto, si todo cambiara de color, podría ver las nubes en el cielo con el matiz de tu expresión,
Con el vaivén de la brisa que pasa
Congelando mi alma, dejándome muerto de dolor
Desgarrando sentimientos 
Abatido, a la deriva, en este pensar de desamor 
Donde nace y mueren los recuerdos
Donde simplemente ya no existe el amor...

0 comentarios:

Publicar un comentario

Bienvenidos



A un Rincón de Palabras que echa prosa, pensamiento y/o poesía, nos llevarán a lugares mágicos, lejanos y quizás inciertos, simplemente, por ser lo que son, solo letras del corazón que envuelven Sentimientos puros del Alma mía.

Páginas

Se ha producido un error en este gadget.

Buscar

C.Herz. Con la tecnología de Blogger.

Visitas