Éramos.

Yo era invierno
y tu primavera
en aquel desolado rincón
donde se quedo el silencio
perdiéndose en el horizonte
cuando la brisa suave
llenaba todo alrededor
entre susurros delicados
de la dulce voz del tiempo
y la mirada constante del pensamiento
que rauda pasa sin esperar
atando bruscamente al corazón.
Yo era soledad
Y tu silencio,
escondiéndose entre sonetos olvidados
que en la penumbra de la noche
se pierden en el abismo de dolor
mientras estrellas taciturnas
desde lo alto parecen llorar
mientras mis manos
sostienen un poco de mi alma
y de mi corazón
para dejar estancado todo mi sentir
y volver a caminar
con pasos lentos mi vivir.

1 comentarios:

Publicar un comentario

Bienvenidos



A un Rincón de Palabras que echa prosa, pensamiento y/o poesía, nos llevarán a lugares mágicos, lejanos y quizás inciertos, simplemente, por ser lo que son, solo letras del corazón que envuelven Sentimientos puros del Alma mía.

Páginas

Se ha producido un error en este gadget.

Buscar

C.Herz. Con la tecnología de Blogger.

Visitas