Siempre creí que la vida...

Siempre creí que la vida era despertar día a día
Sin más propósito que ese,
Levantarse y caminar sin rumbo
Por diferentes lugares,
Conociendo diferentes personas,
Mirando diferentes paisajes
y bebiendo uno que otro café
en algún lugar, en solitario o con compañía.
Creí que la vida se trataba de eso,
De disfrutar sin medida
De sentir que nada más que nuestro propio sentir es lo que importa
Sin mirar a nuestro alrededor
Sin importarnos más que nosotros mismos
Sin sentir tristeza o dolor por aquellos que nada tienen
O simplemente ignorar lo que en el mundo acontece.
Creía qur la vida no tenía sentido
Que todo lo que necesitaba estaba al alcance de mi mano.
Pero me equivoqué...
Y me dí cuenta que la vida es un regalo
Que debemos cuidar, y que 
El solo pasar por pasar no existe
Porque todo tiene un propósito
Que hay que aprender a observar las cosas simples
Y ser agradecidos por todo lo que nos toque pasar
Sea bueno o malo
Por que con ambas cosas crecemos
Y nos hacemos mejores personas
Que debemos de ayudar a quién necesita
Sin importar su raza, su edad, ni género
Todos somos iguales ante Dios
Y por ende debemos de amar a nuestro prójimo.
Sacarse la venda de los ojos no cuesta nada,
Lo que nos cuesta es darnos cuenta a tiempo
Antes de que nuestro soplo de vida se apague
Antes de no poder cumplir nuestros sueños
Antes de dejar de ser tan solo un cuerpo
Que pasa de visita por esta vida.
Antes de no darnos cuenta que el tiempo se nos acaba
Y que lo desperdiciamos por encerrarnos en nosotros mismos
Mientras los minutos avanzan
Y se nos acaba el tiempo para ser verdaderamente feliz.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Bienvenidos



A un Rincón de Palabras que echa prosa, pensamiento y/o poesía, nos llevarán a lugares mágicos, lejanos y quizás inciertos, simplemente, por ser lo que son, solo letras del corazón que envuelven Sentimientos puros del Alma mía.

Páginas

Se ha producido un error en este gadget.

Buscar

C.Herz. Con la tecnología de Blogger.

Visitas